CRÓNICAS Y CRÍTICAS
imagen
CRÓNICAS Y CRÍTICAS
   
CRÓNICAS Y CRÍTICAS
Enlaces
ISABEL PANTOJA
Album de fotos
Asociación Teatral "VIT"
LA NOCHE DE MAX ESTRELLA Y OTRAS CRITICAS
Adolfo Marsillach
NORMA DUVAL DEL ROSA AL AMARILLO
imagen
imagen
ESTA ES ELSA PATAKY "SEX SIMBOL" ESPAÑOL ANTES DE "NINETTE"
imagen
ESTA ES ELSA PATAKY EN LA PELICULA "NINETTE"
imagen
CRÍTICA DEL FILM
En primer lugar vamos con Elsa. Muy bien en "Al salir de clase", muy bien en el cine, "Tío vivo", por ejemplo, pero en Ninette... No es que esté mal la chica, ni artística ni físicamente, pero "da" gorda. Y no creo que sea la cámara. Demasiado pecho, demasiadas caderas y demasiado trasero. Ya sé que algunos dierán que está muy buena. Y lo está. Pero ahora no se llevan chicas así, ni aunque la acción de la película sea en 1950. No está para exhibirla desnuda. Bueno eso en cuanto a la protagonista. En cuanto a los demás actores, bien Hipólito Lázaro, y el amigo, que es otro protagonista, para que sea serio, no veo la necesidad de ponerlo tuerto, y a Beatriz Calvajal, le ha tocado un embolado que no ha podido superar, igual que a Fernando Delgado. Hay que tener en cuenta que es una obra de cinco personajes y los cinco protagónicos.

Todos los que nos dedicamos al teatro, tenemos muy presente, el estreno de "Ninette y un señor de Murcia", hace muchos años en el teatro de La Comedia de Madrid. Yo todavía no he podido olvidar el reparto: Paula Martel como Ninette, Juanjo Menendez como el señor de Murcia y el mágico e inefable e insuperable actor, un joven llamado Alfredo Landa, en el amigo. Aurora Redondo en la verdulera Bernarda parisina, nada más salir y antes de abrir la boca ya la estaban aplaudiendo, por su indumentaria, su peluca, creando el tipo que había soñado el auténtico Mihura, y Rafael Somoza, en su marido. Fue el gran éxito. Desde que empieza la función hasta que termina. Inolvidable comedia. Me dirán que las comparaciones son odiosas y otras frases hechas. Pero eso es cuestión del productor que se arriesga con un producto ya elaborado.
Pero JOSÉ LUIS GARCI, no. Teniendo productora propia, hace lo que le da la gana. Y me parece muy bien. Pero que se atenga a las consecuencias. Y la primera consecuencia, es la taquilla. He visto dos veces la película ya que para mí MIHURA es un gran maestro de la escena. La primera vez el mismo día de su estreno en el cine Don Juan de Austria de Chamartín. Pensé que no habría entradas. Pues no señor. Vimos la peli veinte personas contándome yo. Y las veinte, menos yo, con el cabello de plata, porque yo me lo tiño. A la semana siguiente, fui a verla por segunda vez. Era domingo, a las siete de la tarde, en el Cine Callao, que entra la gente sola, (ni te imaginas el ambientazo que había en la calle, y todos "pasando" de que detrás estaba tu Estrella) en una platea de 1.100 butacas, éramos los cien y faltaban los mil. Justamente lo contrario del gran suceso de Ninette en teatro. Y en la parte artística, querido JOSÉ LUIS, no es que quiera perjudicarte, pero si te lo has jugado todo con la famosa ELSA y pensabas que arrastraría a las multitudes, porque tiene miles de admiradores a través de google, te has equivocado. El Internet no cuesta dinero y tampoco compromete mirar a una "sex simbol", pero pagar la entrada de seis miserables euros, no entra en los cálculos de los jóvenes, ni en los maridos que adoran y suspiran en solitario por la belleza de ELSA, pero no en público y con su esposa. Sabido es que para que acuda un matrimonio a un espectáculo, le tiene que gustar a su mujer. Y luego, perdona otra vez, los diálogos más graciosos, son los políticos y se han recortado en una obra que autorizó la censura franquista, no veo cual es el prejuicio o el complejo para autocensurarse ahora.

Por otro lado has unido la segunda parte de la obra que nunca tuvo el menor éxito. Y en cuanto a la realización, está bien que sea en blanco y negro, si así te gusta más a ti, pero no se puede hacer un "inserto" a toda pantalla de una tostada con mantequilla, y no hacer ninguno de la protagonista. Ya no te digo el PP. Sino el "inserto" de los ojos, que son fascinadores, la boca que está para comérsela, los pómulos, las cejas, la barbilla, o toda la cara. Pues nada, tetas van, tetas vienen, y el trasero otra vez.. No entiendo con todo lo que tu sabes de cine y que das cátedra de ello, no hayas hecho una película. Las secuencias largas, demasiado diálogo, eso no es cine; fundido en negro uno tras otro, en lugar de emplear el encadenado o el corte, eso no es cine; el rodaje todo en interiores y con decorados que se palpan, no es cine. Hasta los culebrones caribeños hacen exteriores. ¿Donde puedes poner eso maravillosos paisajes de tus otras películas? En París los hay, en Murcia también. ¿Por qué no se ha visto la vuelta de los personajes de Paris a Murcia y no ese corte brusco y desconcertante a que sometes al público? Los paisajes se han convertido en relatos de alcoba y hasta las tetas de otra actriz secundaria. A ti que te llaman cineasta de derechas, vas a perder tu clientela. Y en cuanto el homenaje a MIHURA ha quedado en tu imaginación, deberías haber salido tú en pantalla, a decir unas palabras, o al menos alguna voz, aunque fuera en off , porque la foto del gran autor sobra, porque nadie puede adivinar quien es ese señor. Si hubiera vivido MIHURA, no te habría autorizado la película. Yo, para poner "La tetera" en vida de MIHURA, donde sale una gorda con un gato, me exigió que lo hiciera KETI DE LA CÁMARA, que todavía me acuerdo de ella y fue quien la estrenó, o no había permiso. Y tuvimos que contratar a la aludida que se aprovechó de la circunstancia, y pidió lo que quiso. Después, sacar al mayordomo de "Ana y los siete" ha sido otro craso error. Cualquier otro persona de la exitosa serie televisiva, incluso ANA OBREGÓN, podría haber salido. Pero el personaje del mayordomo quedó encasillado y la gente no se lo traga ahora en la película. Después el francés. Ninette que es una parisina y que trabaja en Galerias Lafayette, tiene que hablarlo a la perfección. Y los padres, al menos, los modismos de la calle. En cuanto al mayordomo habla francés como una lección apredida. Yo no sé si conocerá París. Pero en París hablan de una forma entubada, comiéndose las palabras. Por ponerte un ejemplo, yo que he estado alli con mi mujer, nunca me han dicho -fonéticamente- "mesie y madan", sino "mesiedan" y entre dientes. Siento tener que hacerte estas reflexiones, pero la verdad es así, y los críticos, te lo dirán, o se callarán, o te adularán, depende de la amistad o influencias que tengas con ellos. Pero para eso contamos con la Red, para decir lo políticamente incorrecto. Y yo digo lo que opino y lo firmo, aún sintiéndolo mucho. Pablo Villamar



imagen
NOTA APARTE.

El comparar a ELSA con MARILYN MONROE y AVA GARDNER, por muy bombón que sea ELSA PATAKY, no es una exageración, ES UN DELIRIO, ya que ambas mujeres son irrepetibles, y en cuanto a MARILYN es un mito como el CHE GUEVARA por lo menos.
LIDIA LOZANO, gran éxito periodístico
imagen
querida lidia, dos puntos, has hecho muy mal, después de tu éxito, pedirle perdón a albano, si ha sido por temor al juicio, ha sido infundado, porque lo hubieras ganado tú, tú has trabajado mucho por demostrar que su hija ylenia está viva, cierto que no la has encontrado, pero al menos te lo tendría que agradecer él y su madre, la power, porque te has tomado más interes que ellos, y albano se ha demostrado que no fué un buen padre ni un buen esposo dado que se ha separado de su mujer y más solo que la una y su cabreo lo han pegado los periodistas que se lía a puñetazos con ellos y les rompe las cámaras, quien se ha creido que es, sin prensa, sin su mujer y desaparecida su hija no tiene nada que hacer, a tí lidia te ha faltado asesoramiento, en lugar de pedirle perdón y llorar en público, debías de haber pedido a albano o a romina, el documento, certificado médico o de un juez, que certique que su hija está muerta, y si no lo tiene, porque no lo puede tener, no hay pruebas de que se ahogara en el missisipi, que eso era de pepe navarro, sabes lo que le ocurrió a la familia de federico garcía lorca que no podian demostrar que estaba muerto y, para conseguirlo, tuvieron que presentar dos testigos mas falsos que judas, que juraron, ante un juez, que lo habían visto morir mientras lo fusilaban y con esos testigos y el testimonio de la familia, el juez firmó su defunción, si albano no tiene ese documento, ylenia está viva y tenía que agradecer que alguien se ocupara de buscarla, puesto que es una cosa de familia, ya veras como aparece y entonces será redonda tu gloria periodística de investigacion, ánimo y no decaigas, que tu único error ha sido pedirle perdon a albano, quien es este señor...la gran basaga fogatere diviu...
Eduardo Haro Tecglen
imagen
Conocí y traté a Eduardo Haro en París hace ya demasiados años. Le habían mandado allí para dirigir un periódico un tanto singular que se llamaba "España de Tánger". Algo debería tener este periódico cuando lo editaban en Paris y en lengua española. No era fácil el empeño. Eduardo ya era un periodista consagrado, sin duda, pero había que "salir" todos los días y había que promocionarlo. Tampoco había demasiado presupuesto. Y por ello, poco personal. Yo entré allí como redactor, pero había que hacer de todo, desde "enviado especial a Berlin" pongo por caso a ir de puerta en puerta, de kiosco en kiosco -y estamos hablando de París- para darlo a conocer. A Eduardo se le ocurrió regalarles una botella del mejor vino español a cada kiosquero. Yo entonces chapurreaba el francés y tenía que decir, fonéticamente, "han petit cadó de la part de la mesón". Y con un paquete de ejemplares. También él lo hacía. Todos los kiosqueros se ponían muy contentos ante el vino español. Bebérselo, desde luego, vender más ejemplares nunca lo supe. Después, en la Redacción nos repartíamos el trabajo.
Eduardo, entonces, y creo que lo fue toda su vida, era bastante tímido. Los franceses,mas nacionalistas que los catalanes y los vascos juntos, tenían la cabeza como un armario empotrado, y como veníamos de la España franquista, te hacían todo tipo de preguntas, llenabas formularios, no se podía ir a sitio alguno sin "rendebú" y si llegabas cinco minutos tarde, perdías la cita. Tampoco se molestaban en entenderte, y Eduardo contaba con mucha gracia, la primera vez que entró en la Francia. Le preguntaron su profesion y él dijo "periodista", pero le entendieron, "modista", y en todo el tiempo que permaneció en la llamada ciudad luz, siempre le consideran modista, por muchas veces que Eduardo tuvo que aclararles la confusión, y dice él: "resignado, dejé de corregirles, y hasta a veces tenía que hacer algun ademán mariquita para no decepcionarlos".
En el trato que tuve con él, nunca hubo la menor disputa, ni la autoridad de imponer su criterio. Todos los días nos reuníamos y debatíamos los contenidos. Él fue el primer demócrata que yo conocí.
Cuento esto porque he observado que no figura en su curriculum y aquella etapa fue muy importante para él y para mí. En París los dos éramos rojos. No podía ser de otra forma. Estábamos con los exiliados. Yo llegué a trabajar en la RTF en emisoras que hablaban mal del régimen de la España.Mucho más tarde ya en mi país, Eduardo declaraba con mucha zumba su rojez. Yo no entiendo por qué no se han superado esas palabras. Los rojos, como los fascistas son ya historia.
En París, ante mi asombro, el partido comunista, con gran letrero en la fachada, contemplaba desde sus balcones, con absoluta indiferencia, como la gente entraba en la iglesia católica que había enfrente. Por cierto que las misas de allí eran de auténticos católicos, hasta el punto que si no echabas en el cepillo algún franco, te llamaban la atención porque era obligatorio.
Después perdí el contacto con Haro, hasta que me lo encontré un día de severo crítico de teatro en EL PAIS. Su mujer dice ahora que tenía muchos enemigos. No me extraña. El decía siempre lo que pensaba, tanto si era en la política como en el teatro. Pero sus enemigos, si es cierto que los tuvo, fueron en la política. Las gentes de teatro tienen buena pasta y las críticas adversas aunque les sienten como un tiro, al cabo, las olvidan porque el hestrionismo siempre fue una buena raza aparte.
Eduardo Haro Tecclen que fué un gran viajero, ahora le ha tocado realizar su último viaje, y en sus últimas voluntades, dejó dicho que su cuerpo lo donaba para experimentos científicos. Y que no quería velatorios, ni duelos, ni nadie que fuera a su entierro. Así se ha cumplido. Magnífico en verdad este enorme ser humano, irrepetible, como todos, pero con la diferencia de una larga estela de estupendos artículos y libros que es el mejor legado que un hombre puede dejar. Pablo Villamar


imagen
"LA CENA" DE JOSE MARÍA FLOTATS, EN EL TEATRO BELLAS ARTES, DE MADRID
Por PABLOVILLAMAR
Lo mismo que al Quijote, sobre todo este año, ha arrumbado a su eximio autor don Miguel de Cervantes Saavedra (salvando cualqier distancia) así "La cena" que se representa con inusitado éxito en el Teatro Bellas Artes de Madrid, arrumbó a su autor Jean Claude Brisville por el mejor actor y Director que hoy tenemos en España, don José María Flotats. Que me perdone el autor e incluso el actor a una obra bien escrita, culta e inteligente, pero el público que llena el teatro todos los días, con lo difícil que es eso, es por el prestigio del actor y director como no se conocía en mucho tiempo en Madrid capital del Reino. Cierto que en la obra hay chispazos de ingenio, de buena ironía, incluso de humor soterrado, pero si sin el actor que da el gesto, el ademán, la mirada e incluso la entonación y la intencionalidad exacta a la frase, hubieran pasados del todo desapercibidos para el espectador. Lo que demuestra una vez más que quien manda en el escenario, no es el autor, ni el iluminador, ni el escenógrafo, ni siquiera el director. Son los actores que dan la cara y se llevan el aplauso o la repulsa del público.

No sé, ni siquiera importa, cuanto se ha ensayado esta obra, o la de veces que se haya representado, lo que importa son los resultados obtenidos y, en este caso, se sale de los intérpretes españoles, que me perdonen también, e incluso de los franceses actuales. José María Flotats, aparte de haber estudiado en Francia, está a la altura de los mejores actores ingleses que, sin dudarlo, están entre los mejores del mundo. Tanto es así que "La cena", con solo dos personajes y un tema histórico no español, y a pesar de tener a un partener de excepción como es Carmelo Gomez como antagonista, el éxito de la obra se debe a Flotats.

Este liderazgo viene de no hace mucho, en concreto cuando se presentó con la comedia "Arte", que nos dejó a todos los profesionales anonadados, no digamos al público, quizás hace ya tres años pero inolvidable, y más recientemente con "París 1.9...." que puso en escena las lecciones de interpretación de Luis Jouvet, que hasta los más legos en teatro, no quisieron perdérsela y salian entusiasmados, por cierto, en el mismo Teatro Bellas Artes. Y además, hay en Flotats, como en todo sabio, humildad y sencillez, y una admiración hacia José Tamayo, que lo incluye en el mismo programa de mano, como homenaje al gran Director. Eso, ingratamente, no es frecuente con un hombre que nos enseñó a todos el teatro moderno, desde la iluminación, hasta los montajes más sofisticados, y la presentación de los mejores autores universales, en su momento, y con los mejores intérpretes españoles de antes. Él fue y después Marsillach, al que me lo ha recordado varias veces en esta última obra, por el acento que puso siempre en los más pequeños detalles de la interpretación elevados a la categoría.

Concluyamos diciendo que "La cena" de Jean Claude Brisville, es una recreación, mano a mano, entre dos personajes históricos Talleyrand y Fouché durante la noche del 6 al 7 de julio de 1816 cuando el desastre de Napoleón en Waterloo había dejado a Francia huérfana de Poder y, claro está, ciertas concomitancias, con nuestro momento político actual, tan sutiles, como las pudiera hacer nuestro admirado Buero Vallejo en el largo período de censura en España. Ahora no lo hay, pero la Historia y el Poder, siempre han recelado del teatro aunque cambien los Gobiernos y la sociedad. Por lo que a mí respecta, me quedo con Flotats,
PABLO VILLAMAR
imagen
imagen
¡Tú, también, hijo mío!
Crítica Subjetiva
Por una vez tengo que serlo. Que al cabo de 20 años se vuelva a poner Dorian Gray, por Juan Carlos Naya, y no haya recibido una llamada telefónica, pidiendo un consejo, o al menos un permiso, o la noticia, o una invitación y yo esperando, y por fin, ante tu silencio, pasar por taquilla y ver la función. Si entornas los ojos, Juan Carlos Naya, hijo mío, y piensas en el montaje que yo te hice, cuidando tu personaje palabra a palabra, cuando apenas contabas 18 años y ninguna experiencia, por supuesto haciendo de Dorian, nada menos que en el Lara, con la empresa Conrado Blanco, el de Alforjas para la Poesía y el éxito que tuviste no solo de público si no que todos los mejores directores de entonces, con Tamayo al frente, fueron pasando por tu camerino, invitándonos a champan, y que fue tu catapulpa para situarte en el mundo del espectáculo, (el albornoz blanco que este chico saca ahora sin ningún lucimiento, en tí era todo un espectáculo) y lo comparas con el de hoy, en donde, no sé por qué, ya no haces de Dorian sino de Basil Hallward, el pintor, que en esta adaptación, te hacen arrastrar por los suelos, como un guiñapo, mientras que un muchacho que no está preparado para eso, te ha quitado el papel bombón, pienso que algo grave te está sucediendo. (La escena con Sibila nuestra era sencillamente magistral y aquí pasa sin pena ni gloria. Porque aparte del drama, es una bella historia de amor)

En esta nueva versión, el que lo haya hecho, no entiende una palabra de teatro, y el que lo ha dirigido, menos aún. Después, la pobreza del vestuario y la escenografía es franciscana, la luminotecnia da la impresión de que no se ha pagado el recibo de la luz. Piensa un poco como tiene que ser ese estudio que describe Oscar Wilde, de un total refinamiento, a toda lujo y oliendo a rosas y el zumbido de los insectos, cuando se levanta el telón. Después, una plataforma con un piano de cola que tocaba en directo, durante toda la obra, mi otro hijo Pablo, más joven que tú. Ante la envidia de los demás actores, el triunfo fue para vosotros dos y la satisfacción ímtima para mí. Sin Dorian, en una equivocada versión y la dirección brillando por su ausencia, es imposible conseguir un éxito, y aun sin lo demás podría haberse salvado la cosa, haciendo tú el protagonista. Cuando se tiene un éxito de la magnitud que lo tuviste en el Lara, donde nadie en nuestra profesión puede hacer ese papel si no tú, no importa que tengas cuarenta años, que en escena se representan diez menos, puedes hacer cualquier galán. Y mira como Maria Fernanda D´ocon, ha repetido el éxito que en su dia tuvo con "La casa de los siete balcones", y mira como Lola Herrera ha vuelto a reponer "Cinco horas con Mario". De esa misma forma, pudiste haber montado el Dorian, haciendo el mismo papel.

No sé nada de los entresijos de la producción, de si vais en cooperativa, o necesitas el contrato que te hayan hecho. Pero esto te perjudica ante la profesión. Porque tu has llegado a ser primer actor durante varios años del Teatro Español. Y al cesar en ese cargo, quisiste tu mismo hacer nada menos que el "Hamlet", y lo hiciste, porque aunque no lo llegamos a estrenar, sabes que te escribí un "Hamlet" musical para ti, y lo estuvimos ensayando un tiempo, mientras trabajabas en otra obra, aunque luego por circunstancias ajenas a los dos, no se llegara a estrenar. Te pasé lo del Hamlet. Te pasé tu desinterés por invitarme al Español, aunque yo te vi siempre por mi cuenta, pro nunca pensé que te atreverías a volver con el Dorian, sin decirme una palabra. Bien es cierto que uno ya está acostumbrado a todo, dado que el otro hijo, Pablito, luego Pablo y ahora don Pablo, tampoco se acuerda de mi y ese es hijo de verdad, aunque yo también te hiciera a mis pechos. Y es que la ingratitud, la traición y el plagio, no se puede tolerar. Por eso, al verte hoy, he pensado en la célebre frase de Julio César cuando le apuñalaban por la espalda: "Tu también, hijo mío".
Pablo Villamar
imagen
imagen
imagen
imagen
"EL RETRATO DE DORIAN GRAY", SEGUN LA CRITICA DE "soloactores.com"
Título: El retrato de Dorian Gray.
Compañía. Petrusca y Artibus.
Versión: Fernando Savater.
Dirección: María Ruiz.
Reparto: José Luis Pellicena, Juan Carlos Naya, Eloy Azorín, David Areu, Lola Cordón, Esperanza Alonso, Pilar San José, Abigail Tomey, Daniel Ortiz, Manuel Aguilar.
Adaptación al teatro, a manos de Fernando Savater , del clásico de Oscar Wilde, con influencias con el tema de fausto.

Versionada también en 1945 por el director Albert Lenin. Excelente film que os recomiendo encarecidamente, y donde podréis disfrutar, entre otros a los actores George Sanders, Donna Reed, y una jovencísima Angela Lansbury, que fue nominada a los Oscar por esta interpretación. (Os acordáis de “Se ha escrito un crimen”.... el antiguo y casero c.s.i...)

Un joven aristócrata, llamado Dorian Gray, permuta su alma por la juventud eterna, provocando que sea el retrato realizado por su amigo Basil Hallward el que sufra el proceso de envejecimiento.
El cuadro es una metáfora del alma. Mientras su cuerpo permanece incorrupto, la imagen se va transformando en reflejo de la depravación y el libertinaje en que el protagonista convierte su existencia.

La adaptación del texto es correcta, aunque el montaje queda deslucido por falta de imaginación, y, en ocasiones, por el enfoque en la dirección de actores.

La creatividad escenográfica es prácticamente nula, añadiendo cambios de escena innecesarios y molestos, donde ni el espacio abierto de la representación (Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares), ni el tipo de obra eran los idóneos para que los técnicos irrumpieran en escena como elefantes, sacando al paciente público de la acción.... Se podría haber solucionado con un poco de imaginación. El gusto estético brilló por su ausencia.

La iluminación estuvo también un poco desaprovechada. Habiendo escenas con muchas posibilidades, se optó por algo frío, aséptico, restando personalidad a la obra.

La primera y vital escena ya te deja algo frío (Y yo que pensaba que era imposible estropear un texto de Wilde...). La agilidad y el ingenio de los diálogos se ven frenados por una interpretación anquilosada de sus tres actores y la falta de acciones en escena.
Afortunadamente, la interpretación de Juan Carlos Naya en el papel de Basil Hallward mejora notablemente en la segunda parte de la obra.

Uno de los mayores desaciertos del reparto, es la elección de Eloy Azorín en el papel protagonista de Dorian. Carece tanto de la planta como del atractivo que requiere el personaje; intenta conseguir un “enfant terrible”, pero su caracterización es muy forzada. No está cómodo y se nota.
A esto se suma una visión errónea de este personaje en la primera escena: No se hace distinción entre el Dorian antes y después de su conversación y posterior amistad con Lord Henry Wotton (interpretado por José Luis Pellicena), clave en motivaciones posteriores. Se omite su primera fase de pureza y dulzura, una de las bases de su atractivo, anticipando totalmente la depravación que no debería aparecer sino paulatinamente.... una pena.

Entre tanta rigidez la obra cobra interés cuando aparece el actor Daniel Ortiz, siendo participe, junto con Abigail Tomey, de la escena más sobresaliente del montaje.
Esta actriz también sorprende gratamente, aunque su interpretación, en ocasiones, es más del estilo de Calderón que de Wilde.

No puedo dejar de comentar la innecesaria proyección del cuadro. No hay que darlo todo tan mascado.

Desgraciadamente, esta versión no hace honor a sus antecesoras en novela y cine. Si teneis oportunidad, alquilar la película, no os arrepentiréis.

Lo mejor: El texto, por supuesto.

Lo peor: La puesta en escena.


Kakun.


(Por nuestra parte, sólo añadir que vimos la representacion en el Teatro de la Villa de Madrid, y el montaje esta aún peor. No es cuestión de donde se pone si no cómo se pone. Y sin mas comentarios)


OTRA ORDOÑEZ, ESTA SI FAMOSA, NADA MENOS QUE CARMINA ORDOÑEZ, MUERTA EN CIRCUNSTANCIAS EXTRAÑAS.
imagen
El 14 de julio del 2004, menos de un mes de Pilar Ordoñéz, moría la Divina, Carmina Ordóñez, la reina de corazones, en circunstancias extrañas que todavía no se han aclarado. La sirvienta la encuentra en la bañera muerta, con un hilo de sangre en la boca. Ahí se ensañaron todos. Eso ha sido por los barbitúricos a los que era tan adicta. Ni yo, ni la gente, es decir, los televidentes, saben nada más que lo que dicen los medios de comunicación. ¿Carmina se drogaba? Es lo que dicen. Es posible que sí. Pero ¿cuántos otras personas lo hacen sin morirse por eso? O bien, es que pasa como con Marilyn Monroe que tambien achacaron su muerte a la ingesta de psicotrópicos sin que nunca se pudiera probar el por qué. Y lo peor es que los mismos que se lucraron en vida con su fama, son los que lo hacen ahora despues de muerta. Y todavía siguen. Como el caso de la Princesa de Gales. Un cúmulo de intereses, como pasó con Diana, como pasó con Marilyn, son los que la hayan conducido a la muerte, quizás suicidio. ¿Por qué? Parece ser que el más enterado es Julian Contreras que, por cierto, si he oído bien, le van a dar el mismo puesto que Carmina tenía en un programa televisio. Tambien su hijo ha hecho las declaraciones más elocuentes. Luego, todos los medios. Yo solo onocía a Carmina Ordoñez, precisamente por la prensa. Me caía muy bien, creo que era una mujer en exceso sensible, guapísima y que estaba manejada, es decir que no era como se la pretendia poner, ni frívola, ni drogadicta, hasta el punto de matarse, si no una gran dama de la alta sociedad. ¡Y qué rápido hicieron la cremación!...Ni sabemos a quien dar el pésame. Teníamos el mismo apellido, aunque yo uso el segundo. Una lástima, una verdadera pena, otro desastre de los que a diario nos reserva esta vida. Sólo que unos le influyen a uno más que otros. Desde donde esté, amiga, querida Carmina Ordoñez, has de saber que tanto yo como los millones de admiradores que tenían te tendrán siempre presente y nunca de olvidarán. Ojalá recibas este e-mail. Pablo Antonio Ordoñez de Villamar
imagen
ELEGÍA A PILAR ORDÓÑEZ,AUTORA DESCONOCIDA, MUERTA.
No pretendo poneos tristes, nada más lejos de mi ánimo, pero la muerte de mi hermana tenía que contarla porque puede servir, quizás, para evitar otras, por astenia derivada de una gulimia y anorexia, como María Patiño, con gran valentía, explicó ante las cámaras una enfermedad que había tenido y que logró vencer. Me emocionó porque justamente por esas fechas mi hermana fallecía, de algo parecido que se ha dado en llamar "mal de primavera" más frecuente en las mujeres jóvenes y en las mayores, ante los cambios climáticos de esa estación, sobre todo ésta del 2004 en Madrid.

Mi hermana Pilar no vivía en mi casa, pero almorzaba con nosotros mientras que "cenaba" y "desayunaba" en la suya. Las comidas que hacíamos juntos, siempre había una excusa, para hacerlo con los niños, o en hora distinta a la mía. Por otro lado, según supe más adelante, no solía cenar, ni tampoco desayunaba. A veces si la vi comer en casa las comidas más pesadas, con estraordinaria hambruna y luego vomitarlas. Yo estaba preocupado por su salud pero nunca se me ocurrió pensar en nada de esto. Sí la pedí con auténtica insistencia el nombre y la dirección de su médico de cabecera y siempre se negó a hacerlo, con lo que mis sospechas aumentaban. También me quitó las llaves de su casa con el pretexto de que no fuera allí con los niños, porque se lo revolvían todo, es decir que yo sabía que pasaba algo, pero no lograba entenderlo. Conseguí, por fin, contactar con su médico y este me prometió verla en su casa. Después, me llamó, para decirme que la había encontrada muy deteriorada y que la llevara al hospital a través de urgencias.

Al margen de esto, mi hermana Pilar había sido muy guapa, y con su edad lo seguía siendo.
Y siempre muy activa. Era la perfecta ama de casa "incasada" sin marido nunca. Se consagró a su madre, a la mía, que murió muy longeva. Cuando ésta falleció, se dedicó a mi y a todos sus sobrinos, con gran abnegación. Eso no le impedía seguir trabajando, por cuenta ajena, como hizo toda su vida y, por supuesto pagar su Seguridad Social, para que al menos se le atendiera en el último trance, ya que nunca iba a los médicos. Ella pensó que, la Seguridad Social, es otra cosa y no una entidad burocrática sin corazón incapaz de recompensar un esfuerzo tan grande. La metieron en un hospital donde hay miles de enfermos. La primera noche durmió en un pasillo. Y al siguiente día, ante la imposibilidad de obtener una cama ¡juro por Dios que estoy hablando nada menos que de Madrid capital, no de los llamados países subdesarrollados! un médico se apiadó de ella y la remitió a otro hospital donde, al menos, había una cama. Para obtener una diagnosis tardaron más de diez días, sin informar a los familiares. La hicieron padecer todas las pruebas más dolorosas obsesionados en la búsqueda de un cáncer que no encontraron, soportando dietas extenuantes, y después la obligaron comer, con lo que consiguieron efectos contrarios, y ante la imposibilidad de un diagnóstico coherente, la remitieron al hospital de procedencia, para hacerla otro tipo de pruebas; primero al pasillo, para por fin ser trasladada a una planta. A mi me dejaron verla el sábado. La encontré muy mal. En mi presencia la obligaron a comer de nuevo y todo lo vomitó, ante el enfado y el mal carácter de la enfermera, que, por cierto, le escondía la perilla, para que no la molestara, alegando que tenía demasiadas habitaciones a su cargo. Hablé con dos médicos que ese sábado estaban de guardia. No existía, según ellos, gravedad, ni problemas urgentes. "El lunes le haremos unas pruebas sobre los riñones, y váyase tranquilo". No conforme con aquello presenté una reclamación por escrito, sellada en el hospital, a la que hasta la fecha no he obtenido respuesta. Al día siguiente, domingo, por la tarde, me llamó otro médico de guardia para notificarme el fallecimiento. El parte médico decía, neoplasia de un riñón, (sin comprobar) y Astenia. Nunca había imaginado un caso igual, jamás pensé que los hospitales de la Seguridad Social, estuvieran tan atomizados, con tantas carencias y una deshumanización total.

Ahora que me he quedado solo y con dos niños a mi cargo, he comprendido la grandeza de una gran mujer,lo que es una ama de casa que muchos tratan peyorativamente y cuántos Gobiernos han dicho que se les debería ponerles un sueldo y ninguno lo hicieron. El servicio de una muchacha, cuesta un mínimo de 100.000 pts mensuales, y nunca cubre lo que haría una madre o una auténtica "ama de casa". Es otra injusticia que habría que reparar a la mayor urgencia si de verdad se quiere hacer una política social. Y algo más que nunca había pensado, que nadie se ha preocupado de hacer una estadística, ¿cuantas personas anónimas han muerto en ese mismo hospital, tal vez, en el mismo día sin que nadie se ocupe de ellas a no ser sus familiares y amigos y no siempre? ¿Cuántos velatorios había aquella misma noche en el Tanatorio del hospital? ¿Y en todo Madrid? Jamás un medio de comunicación se ha ocupado de ello al no ser noticia, si el que fallece es desconocido, o no es un señor importante o de los que llaman famosos. Lo más una esquela en el ABC, pagada, pero nadie ha cantado nunca a tantas heroínas anónimas, a tantos hombres que trabajaron toda su vida, tal vez por dejar situados a sus hijos o adquirir una posición. Por eso yo, desde este espacio de la Red, quiero rendir mi pequeño homenaje, junto a mi hermana, a tantas personas que desaparecen sin que nadie se vuelva a ocupar de ellas. Mi hermana también escribía, pero no era conocida en esa faceta. Tanta gente que cumple su proyecto en la vida sin dejar una huella de su existencia, y a lo mejor tienen una historia mucho más hermosa que los llamados personajes. Por lo menos ahí está la misma justicia para todos. Unos con el féretro más mullido o encerrados en un panteón en lugar de una sepultura corriente, pero ricos y pobres, al final se termina en el mismo sitio y tal vez el gusano que engordó a cuenta de un rey luego lo haga de un mendigo... morir es dormir y nada más, y con ello se acaban los sufrimientos y las congojas... la vida es solo un sueño, y es la muerte el dormir... los hombres mueren y no son felices... la locura es la vida, cuando la vida es dolor...nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar que es el morir...si muero dejad el balcón abierto, el niño come naranjas, desde mi balcón lo veo, el segador siega el trigo, desde mi balcón lo siento... La mente humana no puede asimilar tantos misterios hasta que les llega la hora fatídica de cumplir con el destino de los dioses como el tragos griego. La semana de pasión de Cristo, la aprovechan para divertirse en las playas de moda. Nunca aprenderemos. Pero yo no he visto otra salida que hacer la necrológica del personaje anónimo que, como mi hermana Pilar, han sucumbido en un hospital del Estado, sin una mano amiga que la estrechara a la hora de expirar como suplicaba el poeta... Pero ni aún en el paradigma del romanticismo llegó a pensarse que existíría una enfermedad de primavera, como existe "una enfermedad del beso", el mononucleosis, de los científicos, ni que, alguien, en algún tiempo, llegara a rendir a este nuevo soldado desconocido una melancólica elegía, ahora que medio se ha repuesto de su derrota.
PABLO VILLAMAR
imagen
imagen
PARA MENCHU ÁLVAREZ DEL VALLE, ABUELA DE LETIZIA

Desde que se supo oficialmente cuál era la prometida del Príncipe en seguida apareciste tú por muy discreta que te pusieras, quizás no para todo el mundo, pero sí para el mundo que te conocía. España entera contuvo la respiración. "El Príncipe de Asturias se casa con una asturiana" "¿Quien es Leticia?", pero para los que te conocemos a ti, fue un doble bombazo. Yo no sé los demás, pero yo quise escribirte varias veces, sin decidirme, hasta que por fin lo hago ahora a través de la Red. Quieras o no, brotan los recuerdos, sobre todo si son buenos, y mis diez años en Oviedo salieron atropellados, porque quizás fue la época más bonita de mi vida, donde yo era muy joven, muy ingenuo, no conocía la vida y, sin duda por eso, me inicié en el periodismo, en la radio, en la novela con rotunda osadía y saboreé los grandes éxitos.

Oviedo, entonces, era esa ciudad dormida de la que hablaba Dolores Medio o esa vetusta según Clarín. Sin embargo para mi fue mi dulce pájaro de juventud. Mi amante y celosa de que me fuera a Madrid y yo, el niño litre que se dejó conquistar por otra sin preocuparse de que pasaba el tiempo y tantas y tantas cosas que no se como empezar a contártelas.

Empecemos por los recuerdos de la tierrina.

Un artículo mandado al azar a un periódico, me hizo entrar en "La Voz de Asturias" de reportero y después al diario "Región", donde llegué a ser corresponsal en París y luego en Madrid. En seguida fui captado por una emisora de radio como guionista, Radio Asturias, para competir contigo, nada menos, ¿Recuerdas? por Toño. El entonces jefe de programas de Radio Asturias. Es curioso como el disco duro del cerebro archiva los recuerdos más lejanos, y ahora te hace olvidar lo que vas a hacer al día siguiente, y la propia Agenda donde lo tienes anotado. Toño quería, como era su obligación, superar la competencia de Radio Oviedo, en la franja de las cuatro de la tarde donde tú llevabas al programa "Coser y cantar", con grandísimo éxito y lo mas curioso del caso es que va a fijarse en mí, entonces un pipiolo que no sabía nada de la radio ni de nada, pero Toño, gran profesional, me dio la idea y me dio, el título, "De él para ellas" que a mi me sonó un poco cursi, pero el quería hacer un programa femenino distinto, bajo la óptica de un hombre; nada de cocina, ni desfile de modelos, en fin, otra cosa. Tuvimos una reunión y yo muerto de miedo me puse a escribir. En efecto, a los ocho días me llamó para decirme que aquello no servía y me hizo una severa advertencia: "o cambias de estilo, o buscamos a otro". A la semana me llamó otra vez, para despedirme, seguro, pensé y, ante mi sorpresa, me dijo: "Ahora, sí, has dado en el clavo" y aquel espacio duró tres años. Me arropó con el mejor locutor de aquella época Jose Ceceda, y una chica nueva, Inés Turbón (¿qué habrá sido de ella?) pero con una voz de oro. Y yo, sin comerlo ni beberlo compitiendo con la más prestigiosa de las locutoras, con la gran figura de la radio, y además la más independiente o más progre que diríamos ahora. Recuerdo que fuiste la primera en reivindicar los derechos de la mujer, y te compraste una vespa, que conducías, toda tiesa, ante el pueblo de vetusta todavía anclado en su historia. Para darte idea de lo popular que eras, amigos míos, algunos con puesto dirigentes, cuando llamaban a otro por teléfono solían decir: "Soy Menchu Álvarez del Valle". Unos se tragaban la broma y los más no, pero eso indicaba lo famosa que eras en todo el Principado.

Oviedo fue también para mí la ciudad encantada por algún predecesor de Harry Potter. Junto a los éxitos radiofónicos, vinieron los literarios. Allí escribí tres novelas y la mejor, pasó desapercibida, en cambio la peor y la primera, "El pecho de cristal", publicada en Barcelona, después de haber pasado la inevitable censura fue "secuestrada", ante una denuncia del canónigo de la Catedral de Oviedo, don Eliseo Gallo Lamas por el "pecado" de haber puesto a la protagonista de ficción, como miembro de "Acción Católica"; el resto era del rosa al blanco, pero me hizo mantener una polémica periodística, con el Canónigo y al retirarse de todas las librerías de España, los ejemplares distribuidos, se vendieron como rosquillas por detrás del mostrador; y la otra novela que se refería un tanto a Oviedo y a determinados personajes, titulada "Una mujer ..!pche! corriente", al ser anunciada por la radio, cosa insólita para aquella época, se agotó la edición en un sólo día. A caballo de todo esto, monté una productora de radio, y una Agencia de Publicidad, y así empecé a ganar dinero...pero tuve que despedirme amablemente de la emisora y pasar a Radio Oviedo, donde tu seguías. Allí alternamos en algunos programas, donde siempre echabas mano de la frase más ocurrente y feliz, fuera de guión, con la que me vencías fácilmente. En Radio Oviedo llegué a escribir hasta cinco programas diarios, pese a la censura que nos obligaba a llevar los guiones todos los días y sellarlos hoja por hoja.

En el aspecto personal Oviedo y Asturias me dejaron muy marcado. Allí murió mi hermano Julio a quien yo adoraba, en un accidente de moto, precisamente en una vespa que en apariencia era tan fácil de conducir, y en el entierro lloré como un niño ante la emoción del Director de la emisora y los profesionales que me acompañaron y como en esos momentos tenía una programa en antena me dieron un premio.

Allí falleció mi padre de muerte natural, que ahora yace junto a mi hermano en el Cementerio de la Corredoira, despues "caseme", en la iglesia de San Tirso, que no todo iban a ser tristuras, con la que tú sabes, y ante el disgusto de Araceli, y nos fuimos a Paris, donde en seguida me puse a trabajar en la Radio Televisión Francesa, y llevé la corresponsalia del diario Region de Oviedo. Cuando mi mujer quedó embarazada, regresamos para que nuestro hijo naciera en Oviedo, Pablito, que luego ya en Madrid, se convirtió en el auténtico niño prodigio, porque no solo llevaba sus estudios de primaría estupendamente, si no que trabajaba en cine y en la televisión y se hizo famoso con la serie "Crónicas de un pueblo".

Fue un tiempo en que muchos nos vinimos a Madrid. Tu hermana Marisol para hacer cine, Mari Paz Pondal, el periodista Eduardo G. Rico, Arturo Fernandez...Y en Madrid formamos un grupo de artistas, donde tambien estaba Dolores Medio, reciente premio Nadal, capitaneando una tertulia en el café Gijón. Yo llevaba una columna, en el diario "Region" que se llamaba "Asturianos en Madrid" y donde cada semana hacía una entrevista al más importante. Nos unía a todos el Centro Asturiano, del que yo fui Delegado Cultural mucho tiempo. Sin embargo Madrid es tan adsorvente que sólo volví un una vez, y a trabajar. En el Campoamor de Oviedo estrenamos "El libertador" un gran espectáculo donde mi hijo Pablo que ya tendría sus nueve años también actuaba y donde en seguida ganó un gran premio de Música a la que luego dedicó toda su vida. Y yo, de una forma inesperada, acabé divorciándome de aquella solemne y sonada boda de San Tirso.

Tienes que perdonarme querida Menchu, si queriendo hablar de ti hayan brotado los recuerdos de esa tierra maravillosa que es Asturias a la que tanto debo. No volví a saber de ti hasta el sobresalto de España entera cuando nos enteramos que justamente el Príncipe de Asturias se había enamorado de una asturiana y que por fin iba a casarse ¡Y era tu nieta! ¿Te das cuenta Menchu? Y luego hablan de las casualidades, y de las películas, y del ingenio que tenemos en escribir guiones y obras de teatro, para que la gente se crea lo que solamente es ficción. Y siempre, querida Menchu, la realidad supera a la fantasía. Supongo que ahora te habrán surgido muchos amigos, mucha gente que quiera pegarse a una persona que tiene su poder ¿que no podrá una abuela? Más que la madre muchas veces. Tú no te preocupes de eso, sabes mucho de la vida y cuando te escuchamos en la boda, estuviste perfecta no solo de voz, si no de interpretación, tan guapa como siempre y con el empaque y la elegancia que requería el caso. Al respecto te digo que no he podido conseguir una foto tuya de esa secuencia en todo Internet. Es igual. Publicaremos otras cosas. Muchas felicidades para ti, Menchu, y por supuesto para tu nieta Leticia, y tu recibe el abrazo fraterno de
Pablo Villamar
CARTA DE UNA NIÑA, PARA ANA OBREGÓN
imagen
Querida Ana, tengo ya seis años y me llamo con tú, vueno, un poco más largo, poque papá me puso Ana Magdalena. porque dice que así se llamaba la mujer de Bach, pero en el cole me llaman Ana y en casa, papá me llama princesa, como tu llamas a la más pequeña de los siete, porque no me pierdo ningún lunes berte en la tele, con los siete, que despues de tú, me gustan muchos los gemelos y el calvo, más que los otros, David es malo, pero a ti me gusta tanto verte que no me pierdo ningún programa. Papá se enfada a veces porque dice que es muy tarde para los niños y mamá que vibe aparte, no se por qué, dice que no me conbiene, pero yo estoy contando los días para que llegue el lunes. Y ahora tengo que poner punto y aparte.

Papá me grabó en video a tí y esa noche no te vimos, luego se olvidó de ponenos el video y tampoco te vimos el martes ni el miércoles, así que decicimos entre mi hermano y yo, que tiene ocho años, y entiendo mucho de informática y por eso se llama Juan Sebastian, que lo mejor era con el destornillador abrir la tapa quitar alguna pieza y volverla a cerrar porque así nadie se enteraria y aunque nadie se lo crea sigue funcionando pero no las gavaciones, y así papá no tiene mas remedio que nos deje berte otra vez todos los lunes. Creo que debo poner otro punto y aparte.

Mi hermano Juan Sebastián me dijo que si te escribíamos una carta por Internet se enteraría todo el mundo, y asi todos los niños del mundo podrían verte y tú tambien te enterarias y podrías contestarnos o mandarnos una foto dedicada, para mi Ana, para mi hermano que te la pida él, si quiere. Me parece que tengo que poner otro punto y aparte, antes de que me la gane con mi hermano.

Aunque nos queremos mucho y entre los dos, escribimos en el ordenador pero no sabemos ponerlo en el Internet, pero tenemos un chico que va al insti que sabe pasar la carta, a Internet, le tuvimos que dar una consola, un balon, nuestra bici y nuestra merienda pero el prometió que lo aría porque es formal. Otro punto y aparte.

A Papá tambien le gustas mucho porque tiene una foto tuya en su mesa de trabajo y es que a lo mejor es tu novio, si tu le conoces, dime por que nos pusieron esos nombres tan largos, ya que mamá no lo sabe porque vive en otra casa. Perdona que ponga otro punto y aparte, pero eso me dice la profe en los dictados del cole.

No creas que para escribir este carta llebo tres semanas, porque todabía escrivo muy despacio. Te pido la fotografía, te pido algun juguete de cuando eras pequeña, te pido una muñeca te pido el vestido de novia para cuando me case, tambien el cochazon, bueno y unafoto, te pido sobre todo, que sigas todos los lunes saliendo en la tele y te pido que hables con papá, mamá o la profe, para que me dejen berte, y te prometo que luego boy a acostarme todos los días muy pronto y a estudiar mucho que tú no saves lo que me cuesta que todabía estoy en primero y mi ermano en tercero bamos al mismo cole y a èl le llaman Juan, y a mí Ana, y nos mola más. No te olvides de nosotros, los niños, y te mandamos muchos vesos, aunque yo no sé si por el ordenador te llegaran, pero Manu que es el listorro de mi clase dice que hoy la tenologia llega a la luna a marte como no va a llegar a ti que estas mas cerca, A, tambien me sé de memoria la cancion con que empiezas. Vueno eso nos lo savemos todos en casa. Muchos vesos de Ana.
Ah, las mate no me van nada bien, el cono, no me gusta, la profe es como Alexia, y escribo regular y leo mucho mejor. vesos de Ana para Ana Obregón que dice papa que así te llamas, Besos por la tenologia que no se como llegaran pero seguro que llegan porque Manu lo ha dicho y ya le hemos dado todo lo que mnos pidio a cambio. vesos de Ana para Ana y aquí pongo el punto final.

a, perdona si e puesto alguna falta de
hortografia que se me da regular. ana,
A, que a veces me quedo dormida en la publicidad, no se te olvide de quitarla. Muchos, muchos beso. Ana y Juan.
MARIA FERNANDA D´OCON EN...
imagen
LA CASA DE LOS SIETE BALCONES"

Por PABLO VILLAMAR

Maria Fernanda D´ocon, niña, por primera vez, no sé como
empezar una crítica, o una crónica.
Quizás por el milagro. Yo creo en el milagro, después de haberte visto interpretar a Genoveva, esa loca
llena de ternura y genial, ¿de Casona?
no lo sé, me
ha ocurrido otro fenómeno paranormal,
empañé mis gafas de la emoción
contenida, por esa
deformación que tiene el crítico o
el hombrede teatro. Al día siguiente
se me perdieron
las gafas en casa. Estuve toda la mañana
buscándolas por mi estudio. Recurrí a
familiares. Casi llamé a los bomberos y cuando desesperado
me iba derecho al óptico, recordé a
Casona. Y, de repente, a ti, y grité
como tú, como un loco y con todas mis fuerzas, el nombre de vuestro árbol
¡OMBÚ! Y sucedió el milagro. Allí
estaban mis gafas, a la vista de
todo el mundo, justamente al lado del teléfono "fijo". Un milagro Mª Fernanda,
te lo aseguro, un milagro de Casona
y tuyo.

No sabía como empezar esta crítica o esta crónica
de tu éxito en "La casa de los siete balcones" de Alejandro Casona en el
Centro Cultural de la Villa de Madrid,
de antes y ahora; dentro de poco, por
el resto de España. Y no sabía cómo
empezar porque pudiera parecer que
es un artículo a una amiga y
¡claro que somos amigos! Pero es que
tú lo eres de todo el mundo. En otro
tiempo nos conocimos. En la actualidad
hemos hablado un par de veces en
dos años. Quizás en tu inmenso corazón, tengas algún hueco escondido para mí. Nuestra amistad está en otra dimensión.
Y eso es todo. ¿Todo? Dios sabe que
no soy partidario del halago.
Que no soy partidario de Casona.
Por eso no sé como decirte cómo
me ha impresionado la interpretación
de tu personaje. Dueña de todos los registros de la voz, hasta su última modulación, hasta el micromatiz.
Creo que no hay otra comediante
que pueda superarlo, y que me
perdonen las demás, porque las
quiero a todas, pero lo tuyo es una magistral lección de intérprete.
Si hubiera realeza en el teatro,
tu serías proclamada por elecciones
directas Reina de la escena.
Musa del Teatro.

Ya Tamayo, (q.e.p.d.) a quien tanto
debemos, los que nos hemos dedicado
a este bello oficio, consiguió no
sé como, en plena dictadura,
traernos muchos autores prohibidos
y, entre ellos, a Alejandro Casona,
que estaba exiliado en la Argentina
por ideas políticas. Fue tal el acontecimiento
de su regreso,
que estrenó todas sus obras seguidas,
las que escribió en América.
De todas ellas, destacamos el éxito
de "Los árboles mueren de pie",
"El caballero de las espuelas
de oro",
"Sinfonía inacabada" y también
"La casa de los siete balcones" en
el Teatro Lara. De este estreno sólo recuerdo a Armando Calvo.
No he podido recordar a la actriz
que lo interpretó.
Pues bien, mi querida queridísima,
creo que nunca, nunca podría olvidar,
por más años que viviera, la creación
de tu personaje que superó con creces
a creación del gran autor. Así como
lo diría Alejandro, si hubiera podido
verlo, al que conocí y traté y quien
me dijo que le habían impuesto el
reparto de esta obra, en una
de las tertulias que
tuvo en el Hotel Fénix
donde residió hasta su muerte,
ocurrida dos años después, así
como
a de su mujer y su hija y el
homenaje póstumo que le dedicamos
en el Centro Asturiano de Madrid.

No quiero terminar
esta crónica sin felicitar
al productor Juanjo Seoane,
a la Compañía entera y muy
especialmente
a la dirección del veterano
y prestigioso Angel. F. Montesinos
y a todo el equipo técnico por
lograr de un autor que había
pasado de moda,uno de los mejores espectáculos que, desde años,
no se
veían en Madrid. Y por último,
no te
olvides Genoveva de ese país,
hermano nuestro que sólo tiene
nombres femeninos Argentina,
Nuestra señora de los Buenos
Aires, y a lo lejos la Pampa
y ese árbol maravilloso que se
llama...que se llama...

PABLO VILLAMAR
AUTOCRÍTICA DE "NATÁN"
imagen
ESTRENADA EN LA SALA FALLA DE SGAE

Por fin se presentó en público, una obra que ya se había ensayado por otra compañía, tenia sala y estaba a punto de estrenarse. Se malogró cuando el actor que hacía el papel principal, se puso una seman antes enfermo. No hubo forma de sustituirle. Así, pues, quedó parada.

Ahora fue incluída en el 9º Ciclo de Lecturas Dramatizadas de SGAE. "Natán", es decir, mi obra, fué presentada en única funcion el 1 de marzo del 2004 con carácter de estreno y así ha sido registrada, a traves de la Productora de Roberto Muro.

No es frecuente que que yo pueda ver mi propia obra en la butaca del espectador. Creo que la última vez fué en Palma de Mallorca, en una versión catalana de la pieza de mi repertorio "¿De qué vive usted? ("De qué vive vosté) Y ahora "Natán", en lectura expresiva gracias a la Sala Falla de la Sociedad de Autores. La representaba la Compañía "UDA TEATRO" dirigida por AITANA GALÁN y un estupendo grupo de profesionales destacando de los ocho actores la creación del rol de Imelda por ANA OTERO. No había visto un solo ensayo y sólo mantuve dos conversaciones con la directora a la que le dejé total libertad de acción. Me constaba, me consta, que es la obra más dificil que he escrito, sobre todo por la dirección, y pensando en que la dirigiría yo y para ser representada dentro de un gran espectáculo. Ahora al tenerse que ceñir a una lectura y a una sala pequeña, la directora tuvo que hacer encaje de bolillos para sacarla adelante y lo consiguió. Ante mi expectativa como "público", fueron circulando las tramas de esta peculiar obra teatral. Nada menos con coro griego, es decir con una representacion del pueblo llano de ahora mismo, que observa, que comenta, que chismorrea, mientras los personajes viven su peripecia dramática, no exenta de humor esperpéntico. Ocho actores que nunca hacen mutis. Que se desdoblan en personajes y en el coro. Un tema espinoso como es la perversión de un menor por una lesbiana mala, sin generalizar. Más las ciencias ocultas,
La reencarnación del niño "Natán", en el hijo de varias mujeres, el hijo pródigo y bíblico que al final se convierte en el anticristo, en el ángel malo, en Satanás.

El público que permaneció sumamente atento durante toda la obra, el final les resultó sorpresivo y tardaron unos segundos en reaccionar es decir, en aplaudir. Las opiniones se dividieron. ¡Estupendo para mí! Y yo aprendí mucho. Ya sé por donde tengo que retocarla para que la audiencia quede complacida cuando se estrene de verdad. Esto ha sido una muestra. Un teatro laboratorio. Luego vendrá el comercial.

Pablo Villamar
AY, CORAZÓN
Por Pablo Villamar
imagen

Sin saber cómo ni por qué me han introducido en la tele, en la llamada prensa del corazón, lo que me ha servido para tener una nueva experiencia cuando ya creía sabérmelo todo del mundo del espectáculo, y porque hay que vivir en nuestro tiempo, que eso ya lo decía Ortega.

De este paseo por algunos platós he tenido la suerte de conocer a gente formidable que, por la pantalla, aparecen deformados y en la realidad son excelentes personas y excelentes profesionales. En concreto los periodistas que, muchos de ellos, han renunciado a la prensa escrita o la radio por la pequeña pantalla, y se han especializado en un género difícil, lleno de riesgos, en el que tal vez nunca pensaron, por la demanda de una sociedad masiva que devora el producto de la vida ajena, de sus debilidades, de los trapos sucios o limpios, del cotilleo y el chisme de las grandes figuras, y de los aspirantes en el llamado "famoseo", que a toda costa quieren, y a veces lo consiguen, alcanzando una gran popularidad, sin hoja de ruta, ni laboral, ni histriónica, ni brújula, ni veleta, ni rosa de los vientos. Y así, junto al auténtico personaje, que es una ser humano como todos los demás, han aparecido otros que no eran nada en el mundo artístico o en la alta sociedad: el jardinero que puede alcanzar el renombre del señor; la doncella, el de su ama; la secretaria que traiciona los secretos de su jefe; la que no pudo llegar a figura y se venga de la que sí llegó; la que se mete silicona en los pechos para alcanzar el éxito, hasta la que se inventa una historia para no dormir, porque todos quieren salir en la tele, que ya lo decía Dalí "los que hablan mal de la televisión es porque nunca han aparecido en ella". O los que la llaman basura, y luego, no se pierden un solo programa para criticarlo, claro.

A mi todo esto me parece bien, porque incluso los falsos, los mentirosos, los que hacen un montaje para llevarse unos duros tienen su mérito. No es nada fácil, introducirse en ese medio, se lo tienen que currar a fondo y más aún los que quieren mantenerse en el "candelabro", y otras lindezas semánticas que se escuchan quien ahora presume de estrella y de glamour que es una palabra que han inventado los que nunca fueron nada. Algunos pretender vivir de ello. En esto sí que están equivocados. Sólo podría ocurrir, y no siempre, cuando haya detrás del personaje mediático, un importante curriculum e incluso los que hayan tenido relación sentimental con una figura de verdad. El paradigma de estos seudopersonajes bien podría ser Belén Esteban porque tuvo un hijo con ese gran artista del toreo llamado Jesulín; Raquel Mosquera, por haberse casado con el boxeador Pedro Carrasco; Antonio David, por su matrimonio con la hija de la Jurado y hasta Toni,pero por su vinculación, nada menos, que con Sara Montiel . Y a pesar de ello, unos y otros, tendrán que sudar la camiseta de Marbella y meter muchos goles para situarse.

No quiero concluir este apunte de la prensa rosa sin rendir mi pequeño tributo a los que he conocido, entre bastidores, todos tan entrañables, tan sinceros tan buena gente, tan frágiles, tan distintos de cómo se presentan al público en ese gran teatro del mundo calderoniano como es la transmisión de lo que se dice en el "set" hasta el hogar nuestro de cada día. No son solo periodistas. Son personajes y son actores, porque en televisión hay que actuar. Quizás de entre ellos destacaría a Jimmi Giménez Arnau, Pepe Calabuch, Jorge Javier Vázquez y su compañera Carmen cada dia mejor, Mar Torres y el resto del equipo, mi amigo Gustavo, Antonio Montero y tantos otros...Los Presentadores, en tan dificil misión y también todas las periodistas y presentadoras. De ellas en primer lugar la más humana de todas, la más tierna también, la que más visitas tiene en la Red, Karmele Marchante; María Patiño por la belleza de sus ojos, tan expresivos, a Alicia Senovilla por lo que esconde en su alma, a Lidia Lozano por su talante de comunicadora, a la dulce Enma de "A tu lado", a Angela Portero por su profesionalidad, a Chelo García Cortes, imparcial siempre, Ana Rosa Quintana por su elegancia, y a todas y cada una porque nos alegran nos distraen o nos conmueven y porque, sin darse cuenta, en cada programa nos van dejando el perfume, ¡ay!, y un suspiro de su pequeño gran corazón.

Pablo Villamar
imagen
PERIBAÑEZ, AZARZUELADO


¡Vaya por Dios! Con lo bien que me cae José Luis Alonso de Santos, director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, que es un buen autor y sobre todo un caballero y va y viene y me da uno de los disgustos mayores de mi vida teatral. Pues nada menos que descubrir que no sirve para dirigir teatro. No diré el clásico, si no para ningún otro género. ¡Válame Dios y San Miguel Arcángel! ¿ Por qué, Dios mío, por qué? Sencillo, por que carece de imaginación. Es sin duda una dicotomía ya que para ser autor hay que ser imaginativo ¿O no? Cela no lo fue nunca y llegó a Premio Nóbel. Pero escribía divinamente. Y, sin duda, conocía sus limitaciones, dado que nunca dirigió una pieza de teatro. Es decir, que se puede ser buen autor y mal director. El poeta no es el que mejor recita sus versos. El declamador no sabría escribirlos. El crítico de toros es incapaz de torear un becerro. José Luis Alonso de Santos, gran autor, se ha metido nada menos que a dirigir la ganadería de los mihura. Las consecuencias están a la vista. En este momento, con Lope, en "Peribañez y el comendador de Ocaña" ha errado de la cruz a la raya, que uno también hace pareados. No se salva ni el programa de mano. Ya sé que él no lo ha hecho, ya sé que cuenta con los mejores colaboradores, con todos los medios a su alcance, pero el Director es el responsable de todo. ¡Qué barbaridad!, exclamaba yo entre escena y escena, ¡qué barbaridad! Pero ¿cómo es posible? ¡Ay! ¡Ay! ¿Qué será de mí ahora tengo que dictar una clase por correspondencia?

¡Que se le ha de hacer! ¡Allá va! Empecemos.

1.-La mayor parte de los clásicos tienen alguna cancioncita porque era común en su época, pero no zarzuela de mariscos como en este caso.

2.-Desde 1916 con Jacques Copeau, quedó abolida la "cuarta pared". El señor de Santos, no sólo parece ignorar este dato si no, que baja y sube el telón de boca, las veces que quiere, para cambiar el decorado, como en los tiempos de Adán y Eva, y para disimular la cosa, pone un acordeonista, o un "cantante", o salen dos tramoyas en la semipenumbra para colocar unas sillas, mientras otros sudan por dentro, cambiando los trastos de sitio.

3.-El solo referente de "Madre coraje", arrastrando su carromato, es suficiente para que a nadie se le ocurra, la peregrina idea de sacar un carro tirado por personas, aunque éste sea florido y fermoso.

4.-La escenografía tiene que elegirla el director, según los bocetos que se le muestran, y también estar atentos a su realización; el señor de Santos, ha escogida, la más horrible, la más antipática, la más cutre, lo que indica cuando menos una falta de sensibilidad.

5.-También falla en la dirección de actores. Estos no tienen culpa alguna, van donde les dicen. Es el director el que elige el reparto y el que debe saberse de memoria la técnica de la actuación.

6.-La colación de las figuras es fundamental y ésta debe hacerse en triángulos, (no equiláteros) y el vértice será para aquel personaje que tenga la frase más interesante, aunque sea un "bocadillo", ya que los triángulos se harán y desharán continuamente, porque el teatro no es ESTÁTICO si no dinámico.

7.-Tanto el punto anterior, como las luces, como la música, hay que hacerlo con "poesía" de tal forma que el público no note transiciones PORQUE NO LAS HABRÁ.

8.-En cambio "canta" demasiado la mano del director (en este caso de mal director) cuando el mejor elogio que la crítica puede concederle al director es que no se note la mano de éste.

9.-Estos y otros principios son la cartilla, el a,e,i,o,u del director de escena, y hay que aprenderse bien esas vocales para luego articular las consonantes.

10.-Si el señor Director de "Peribañez", hubiese estudiado algo de la puesta en escena, se acordaría que estamos en el año 2002 de nuestra Era y que no se puede hacer un montaje como en 1950 o 1960 , sobre todo porque dirigiendo la Compañía Nacional de Teatro Clásico, le ha dado paso a otros directores, que han hecho montajes modernos, con obras de tan difícil actualización, como "La vida es sueño", "El Alcalde de Zalamea", "Don Juan Tenorio", "Otelo", etc., etc. Inútil. Nada se le ha pegado ni de refilón, lo cuál empieza a ser preocupante.

11.-Tampoco se ha enterado que esta obra ya fue dirigida hace muchos años por un grupo aficionado catalán de un pueblo de Tarragona, mucho más moderna que ésta. Tampoco ha visto el montaje de González Vergel, no hace tanto tiempo, es decir, ha ido a lo suyo, sin más información.

12-Y todo esto viene, de que los públicos han cambiado mucho en los últimos cincuenta años, como ha cambiado el cine, y la televisión, y la música , y la poesía, y hasta la política, y que hay que vivir con el progreso, que es imparable, y no con el retrogradismo o el reaccionario puro y duro, y menos jugar con el teatro que tiene que estar a la vanguardia de la sociedad.

Y 13.-Buen número, viven los cielos. No me mueve mi Dios para quererte, el cielo que me tienes prometido...¡Ay Dios! ¡Lo que acabo de escribir! Cuando la experiencia me dice que hay que halagar, alabar y lisonjear, que solo dando jabón a la gente se puede salir en la foto. Lo siento mucho. Yo soy así.

Pues Crespo lo dicho, dicho. Pues Lope lo hecho, hecho.

PABLO VILLAMAR
EL TEATRO CONVERTIDO EN JUEGOS FLORALES DE SALÓN


Por Pablo Villamar

En la última ventana del rascacielos, la que enamoraba nubes, se abrió el salón para leer libros de teatro bajo el teorema de Pitágoras, de Anaxágoras, de Euclides, de Tales y de cuales, convertido en axioma, de que el teatro también se lee. Mentira de habas pochas. Trapalero embuste. Falaz engaño para confundir al auditorio con alguna subterránea intención que no se me alcanza, o no quiero entrar en ella, con gente tan progre, tan de izquierdas, tan comprometidos, tan vanguardistas, tan demócratas de toda la vida, como presumen los organizadores del evento.

El teatro, por propia definición es para mirar, para escuchar y observar, para contemplar, desde los griegos, hasta nuestros días, en un paquete donde meteríamos al mismísimo Shakespeare, Lope, Moliere, todo el siglo de oro español, pasando por el neoclasicismo, romanticismo, contemporaneidad, etc. Otra cosa bien distinta, es que por una deficiente gestión, el teatro no se represente o no se estrene, y en eso tenemos que mojarnos, todos los que lo amamos con pasión, que estamos enamorados y celosos de este arte, y decir bien a las claras quienes son los culpables, y no colaborar con el enemigo, confundiendo a la gente de buena fe que no entiende, ni es su obligación, ni sabe lo que pasa.

El salón del teatro leído no es más que un parche de la sociedad capitalista en que nos ha tocado vivir. Y, al mismo tiempo, una cruel ironía. En un país como el nuestro donde no se lee ni el periódico, donde las editoriales se hunden por no tener clientela, donde la mayor parte de los libros que se venden son de los "famosos" de la televisión, y otros que se publican son financiados por los propios autores; cuando, junto a la poesía, fue siempre la cenicienta del texto impreso, hacernos tragar la píldora de que el teatro se lee y que esto lo promueva quien lo promueva, digamos, queriendo ser elegantes, que no deja de ser pintoresco. Porque aún en el caso de que el libreto se leyera, podría suceder que la gente dejara de acudir a la sala de espectáculos, conformados con el hijo bastardo del malogrado autor.

¿Quién se acuerda de Samuel Ros con el que iniciábamos estas lineas? ¿Quién de Lauro Olmo que murió, según Umbral, de asco, y según yo, víctima de la incomprensión, incluso de sus compañeros de escena? Y, para mayor inri, escarnio, befa y mofa, acogernos a un muerto ilustre, con una exposición, eso sí, de verdadera antología, de un hombre como Adolfo Marsillach a quien le repateaba todo esto de los juegos florales en el salón de palacio, donde, hay maravillas, ja, jay, hay maravillas, se asomán las colegialas, se asomán las colegialas, por las buhardillas, ja, jay, por las buhardillas, como en el siglo IXX. Ya mi abuelo, que era republicano, hablaba como Fernando Fernán Gómez de esos saraos donde sucumbían, de ineptitud y hastío, todas las artes, y se hacía al final una rifa para los pobres o para los pobres bohemios que se dedicaban a tan deleznable profesión. Los progres de hoy en día, para medrar, se han unido a los petimetres de salón, de todos los tiempos, que también juegan a la izquierda; se han convertido en cangrejos de si mismos, dando media vuelta y metiendo marcha atrás, entrando en el túnel del tiempo, no sólo del teatro que se representa en la actualidad, si no resucitando algo tan anacrónico, apolillado y fútil, como unos juegos florales en el año 2002 de nuestra Era. Mientras, allá en el foro, muy lejos del público, en el lugar más recóndito del escenario, en el área más débil, han dejado, olvidada y cubierta de polvo, una ventana de luz. Calla la lira y suena la gaita.

PABLO VILLAMAR





EL DESFILFARRO DEL "CENTRO DRAMÁTICO NACIONAL" DE MADRID

Afganistan, Palestina, Pakistán, tantos y tantos pueblos avasallados por la guerra y el hambre ¿qué hacemos España por ellos?..."El manuescrito de Zaragoza". No, no es Agustina de Aragón, es el señor Nieva que ha estrenado y ha dejado arruinado a media España. Y no es que tratemos de cuestionar al señor Nieva. Pero un busto en el Retiro hubiera sido más económico y más rentable. Tener una estatua en vida ¡eso si que es grande! ¡Y cómo lo valoraría el Manzano y monsier le Gallardón! Y ahora no queda nada. Ningun Banco daría un centavo de crédito por tanta escayola, maderamen, tramoya, pintura, baules y trajes. O tal vez sea porque el señor Nieva escriba a mano y no utilice ordenador. El coronel no tiene quien le escriba. Tal derroche de dinero ¿para qué? Para insultar a los que no poseen nada. España ya no es de las oportunidades, como decía mi dilecto señor Aznar, ni tampoco del bienestar, ni la moderna, ni va bien como decía o tiene buena salud. Ni es Europa. La vaca del viejo mundo pasaba sus triste lengua sobre un hocico de sangre derramados en la arena.Por supuesto el señor Nieva, no tiene la culpa, ni tampoco el señor Aznar. Pero no vamos a hacerle pagar el pato a la señora Virulés, que ya ni sé si es con b o con v. ni cómo se escribe que nunca se supo más de ella.

El despilfarro del Centro Dramático Nacional, que no es Centro Dramático y menos Nacional, tiene otros responsable más directos que deberían presentar su dimisión ante la vergüenza de este espectaculo, sin acento, de ricos, ante una profesión, cada vez más pujante y mejor preparada y, sin embargo condenada al olvido, a la dejación, al ostracismo por la ineficacia de unos señores que encima se dan importancia con un cargo que no lo merecen. ¿Pero tú quién eres? ¿De qué vas? Unos decían que sí, otros decían que no y en la calle el motorista se perdió. Y yo me pregunto ¿por qué no utilizaría la acera? Porque el manzano, dá manzanas, el pero, peras, y el honrado honra, porque no puede dar otra cosa. Y las motos cabalgan con profusión por las aceras de Madrid. Y más si es motorista oficial. Aunque esto me recuerde a los "grajos" de otras épocas. Como las promesas, a las diez de la mañana, tú yo y otra autoridad. Y luego, nada. Pues yo me he enterado que hasta el más humilde funcionario del Estado se le hace jurar o prometer. El que no cumple el juramento, ya se sabe, es perjuro, pero el que no cumple la promesa ¿como se le llama? Parece que hay ambigüedad jurídica y semántica, "desprometidos", pero eso más parece lo de que te calles Karmele. La gran vasaga fogatare diviu. ¿Pero tú quién eres? ¿De que vas por la viña del Señor? Mi dilecto amigo, me llamó por teléfono para regañarme y que me ocupase el cargo de Director General del INAEM. Pero yo no soy político, le dije (ya termino Señoría) pero sabes de teatro. Algo, repuse humilde. Pues anda ¿qué harías tú en ese puesto? Fácil. Con el dinero que se gasta en cada uno de los montajes, (bueno en principio se puede montar a medio Madrid) sin coñas, al menos, 10 espectáculos, ahora con acento. Y si contamos los otros dos teatros "Nacionales", serían, 30. Y treinta Compañías más, hacen un avío, una media de 600 nuevos puestos de trabajo. Y si eso lo multiplicamos por seis años más atrás, ni te cuento. Lo segundo poner de camareros a todos los enchufados, y a los actores, y artistas en general que están sirviendo de camareros/as, en su sitio, con su dignidad y ejerciendo su profesión que es para lo que valen. Y tercero, todo, todito, todo, menos montar "El manuscrito de Zaragoza", (el coronel no tiene quien le escriba) que parece ser la querida de algún pez gordo, como antes hacían ciertos empresarios con las vedettes que no valían. Arruinarse. Aparte de eso, y que lo comprenda Nieva, la obra, como te dije, es la gran vasaga, fogatare diviu, no tiene interés alguno, sólo sus decorados, pero al prodigarse de tal suerte, unos espectadores pasan y otros vomitan. A mí me ofendió en mi sensibilidad. Y al ciudadano en sus bolsillos, que no ponen precios para el pueblo, si no para los de siempre, como en los paises subdesarrollados, sólo ricos y pobres. Una elite decadente que aspira a un teatro de salón y buena compostura. (Ya termino, Señoría.) Me acuerdo de Afganistan y del holocausto palestino, que hasta a los poetas se les olvida hacerles una Oda y del motorista que no llegó a tiempo, y de tantos pajarillos que huyen de los grajos depredadores, y los toros de Guisando, casi muerte y casi piedra, mujieron como dos siglos hartos de pisar la tierra. ¡Sí, quiero ser Senador, madre! ¡Yo sí quiero verla!

Pablo Villamar

Otro sí.- ¿Y tú quien eres? ¿Y de que vas por la vida? ¡La gran vasaga fogatare deviu!
EL "CLAN" DEL "TEATRO ESPAÑOL", EN MADRID


Pues no van y dicen, digo, dicen, que hay un "clan" en el Teatro Español de Madrid, al que llaman los "intocables", como en la serie famosa de la tele, y lo que hasta hace poco tiempo era nuestro primer coliseo nacional, se ha convertido en un padrinazgo, mecenazgo, amigazno y feudo, hacía don Gustavo Pérez Puig y su esposa Mara Recatero, ambos directores a perpetuidad, desde hace doce, quince, veinte años, que lo dice la gente y es que la gente es muy exagerada, y con la bendición y el ceremonial del señor Alcalde que para eso tiene la mayoría absoluta. Pues yo opino, como Mara Recatero, que eso lo dice a su marido, tú, ni caso, que esos son los envidiosos de siempre, los mediocres, los sandios, los tontos de baba y joroba, y con razón, porque si don Gustavo, o Gustavin, como le llaman en su intimidad, lleva ahí tanto tiempo, es por su valía personal, y la de su esposa, porque como ya es sabido tras de todo hombre importante, tiene que haber una mujer importante, por eso él se llevó a la suya, y en lugar de estar mano, sobre mano, adorándole, como los matrimonios antiguos, se la puso a trabajar a su verita y, de esta forma, lo que no dirige uno, lo dirige el otro, y santas pascuas, todo queda en casa y son dos sueldos para la familia, sobre todo si es numerosa, que eso siempre viene bien. Pues hay quien todavía insiste: "Que digan lo que ganan, anda, por qué no lo dicen", pero bueno, estaríamos listos si todos los que tienen un cargo fueran a decir lo que ganan o las dietas que reciben. Sin ir más lejos ¿usted lo dice en Hacienda? No. Sólo lo que le pillan. Pues entonces. Y si esta pareja gana mucho, pues mejor para ellos, que así viven mejor, y además, porque palmariamente se ha demostrado, que don Gustavo es el mejor director de España, qué digo de España, de toda Europa, y también de Asia y otros continentes, y es el futuro Director en el planeta Marte, ya que, como Dorian, ha conseguido la eterna juventud y sin vender su alma al diablo. ¿Hay quien dé más? La vaca del viejo mundo pasaba su triste lengua por un hocico de sangre derramados en la arena. Y ahora vienen y dicen, que le han contratado en Corea que, después del fútbol, está el teatro. Pues bueno: ¿Coleanos del Nolte o del Sul? Del nolte...¡Ratatatatatá! ¿Coleanos del Nolte o del Sul? Del Sul...¡Ratatatatá! ¿Coleanos del Nolte o del Sul?....¡Y una mielda, decidlo vosotros plimero! Pero !coño!, que hasta me hacen soltar un taco, ¡mira que decir que hay corrupción en el Teatro español porque lo dirijan una pareja de cónyuges bien avenidos!...Es que también cobran "derechos de autor". Pero ¡caramba! por no repetir el taco ¿no hace eso todo el mundo que puede? ¿Cómo demonios se explicaria tanto coche por Madrid, tantos atascos por la carretera los fines de semana, tanto chalé en la sierra, y tanta vacación? ¿O es que el hombre ha venido a este mundo sólo a sufir y a morir sin haber obtenido una calidad de vida? El que venga atrás que arree. Y luego que si el ex marido de la hija de la hija de la Piconera. O que si a Eloisa está debajo de un almendro porque ha sido desflorada antes de morir. ¡Pero que es esto! ¿O es que las amapolas pueden florecer sin corola y si un buen par de pistilos, ¿o tambien hay que ser licenciado en botánica para entender esto? Afganistán, Afganistan, ¿quién hara tu poema? Yo, no, que me han prometido hacerme Senador. Pero Manzano, el señor Alcalde de Madrid, que ni su partido le apoya, va y pierde en las próximas elecciones...Eso sería dramático, de tragedia griega que no lo quiero ni pensar ¿que sucedería del Teatro Español y de este par de tórtolos? Claro, se irían a Corea a representar a Homero. Pero ¡mucho cuidado en confundirse en la letra, que allí todos son iguales, y no fuera a ser que por un desgraciado accidente, dieran el pie equivocado, y se metieran en un jardin, y se fueran del Sul al Nolte, y ¡zas! ¡el meneo! a la mielda con los dos. Fontefrida, fontefrida, fontefrida y con amor, do todas las avecicas van buscar consolación, si no es la tortolica que

Pablo Villamar


Del sentimiento cómico de la vida


CUMBRES BORRASCOSAS





Unamuno era un estupidillo, ¿a quien se le ocurre? ¿Por qué lo trágico? Y ya no digo tanto. Lo dramático, lo grave, ni tan siquiera lo circunspecto. Hay que ser alegres. Llanos.Tomarles el pelo a la vida. Como los buenos abogados que le dan al contrato la vuelta, y ganan el juicio. Todo es mirarlo por el lado positivo, optimista y frivolón. ¿Que el teatro está en crisis? Pues vamos a tratar de remediarlo pero sin que nos quite el sueño. ¿Para qué cabrearnos y cabrear con nuestro cabreo a los demás? Y ahora que me acuerdo. Si yo siempre he sido un humorista. Un humorista serio, pero humorista al fin y al cabo; siempre escribí comedias y fuí feliz haciendo reir a los demás. Las pocas veces que escribí algo dramático, no pasó nada. Porque a la gente les gusta reir. Y eso es sano. Acuérdense del personaje de Mary Poppins, superkalifrajilidicuestialidoso, que no podían evitar reirse y levitaban hasta el techo. ¿Que en la televisión ponen gran hermano, pues miren ustedes que no está tan mal. Lo peor es aprenderse el nombre de los protagonistas, y seguirlos, pero con un pequeño esfuerzo está chupado. ¡Y no me digan que cuando hablan no dicen cosas interesantes!
¿Que el Alcalde de Madrid no me nombra Director del Teatro Español, ni Amorós, Director del Maria Guerrero o de la Comedia. Pues hace muy bien, porque fíjense qué responsabilidad. Para el Español -me dijo Manzano en mi propia cara, hace bien poco- sólo Perez Puig y su legítima, Mara Recatero. ¿Que tengo opositores? -siguió-Eso me encanta. Es que dicen que hay corrupción -insistí- Formidable -remató-. ¡Tenemos un Alcalde que no lo merecemos! ¡Nadie como Manzano para el sentido del humor! ¡Mira que dejar que se desborden las papeleras del metro para que todo esté echo una mugre! ¿Y por qué vive Dios? ¿Por molestar a Gallardón? No y mil veces no. Si no para que todos entremos gratis por la puerta del personal, ya que las taquillas estan cerradas y así que nos salga el transporte gratuito, como tiempo ha lo tiene la Francia. Como lo de las obras urbanas. ¿A que no saben porque estan todas toditas, todas, las calles de Madrid en obras? Pues para que los madrileños hagamos ejercicio en lugar de tanto coche. Para que hagamos una carrera de obstáculos, que eso va muy bien para la salud, y suprimamos las varices de tanto ver la televisión, mas ahora en verano, que hay que enseñar las piernas. Y ahí no termina la cosa. Que ahora ha declarado muy formalmente, que nos va dar a todos cascos de obreros, para protegernos de las manifestaciones. Vamos que es nuestro padre. Más que padre, padrazo. Que siempre lo fué. Sin ir más lejos cuando iba a los natalicios, a los bautizos, a las comuniones de Norma Duval. Pues sólo faltaría. Y encima me lo critican. Para matarlos. Y monsieur le Gallardón metiéndose con él. Pero vamos a ver ¿quién va a pasar a la posteridad por el metro? ¿él o o el otro? Porque lo de la basura es pecata minuta y se olvida pronto. Pero hacer tantas lineas de metro, no se olvida jamás. Al fín y al cabo, tirar los papeles al suelo, es un desahogo del espiritu, como pisar el césped o verle el culo al venezolano en crónicas marcianas, o el fútbol a toda pastilla, que así eliminamos bilis y mala sangre y soltamos adrenalina. Hay que reirse de todo. Como el personaje de Mary Poppins, como hace el señor Aznar, que tiene tan acusado el sentido del humor. Y volviendo al teatro ¿no somos nosotros, maricones, los que traemos musicales de Broadway y reprisamos las obras que tuvieron éxito hace treinta años? Pues a reirse tocan. Porque en resumen ¿quien hace el teatro? ¿el que paga o al que le pagan? Sin ir más lejos, el Concejal de mi Distrito, de Salamanca, vivía en mi casa, en el piso de arriba, de alquiler, como yo, y desde que le nombraron Concejal se ha comprado un pisazo en la Fuente del Berro, pues eso está muy requetebien, que tiene familia, y se lo merece el chico. ¿Le vamos a putear por eso? Muy al contrario, hay que ser felices y felicitarnos por ver a la gente feliz. Hay que reirse y ser simpático con los triunfadores y hacerles la pelota que eso les encanta, siempre con humor y no el Kafka ese amargándonos los cuatro dias que vamos a vivir, o el Unamuno, mira tú el pelo que le lució. Vamos hombre. Pues anda que el tal Nietzsche...Y en fin, esperando la llegada del Mesías, nuestro Libertador, como agua de mayo, estando en junio, a que regrese de hacer proselitismo sobre la cumbre, a la tierra prometida, a su Sevilla de su arma, para celebrarla con palmas y luses, como manda Dios. Míre usted, la Cumbre, como si eso sirviera para algo. ¡Pues anda que no se han hecho cumbres y todo sigue igual! Que ya han hecho su chistecito los sevillanos: "ezta vez van a ser cumbres borrascosas. ¡por eztas! Ay los sevillanos, esos sí que tienen sentido del humor.

PABLO VILLAMAR








la verdad del teatro actual en españa
por pablo villamar

un niño, en estado de bienestar, chupa un algodón dulce de feria, a su lado hay festivales, estamos en abril y ha entrado la primavera, en seguida el verano, algo está ardiendo, son las hogueras de san juan, las fallas de valencia, robespierre en lucha contra baudelaire guillotinando las tablas, mujeres bellas que despiertan en los festivales, heminway, eso heminway y las corridas de toros, pan y toros, barbieri y zarzuela de mariscos, tenemos que ir a los toros para ver a ava gardner junto a heminway, hay que recorrer los tortuosos caminos de heminway, pero sin llegar al instante en que se disparó un tiro en el ombligo, no sería políticamente correcto, larra, en la sien, si has estado a mi lado tantos años de criado, ha sido porque nunca me has preguntado nada, vas a hacerlo ahora, bah, cosas de casona, el niño lamerucea ahora un pirulí, qué viejo está el niño despues de inventarse el chu-chups, es el estado de gracia, el estado del bienestar, es el estado ingrávido de la mujer cuando está a punto de dar a luz pero se arrepiente, el teatro va bien, el teatro goza de buena salud, últimamente estuvo a la greña por los autores, directores y cronistas de prensa, no se sabe si éste dijo, o el otro contestó, si es más importante el autor, que el director, si hay autores o sólo directores en españa o cronistas de prensa, abril es el mes de las mujeres buenas, en estado de buena esperanza por eso de los cien euros por natalicio, escribir, escribir, levantar premios, eso es, levantar premios, hay un amigo que vive de ir a los cócteles, se dan tantos en madrid, como el señor es ubicuo, puede ir a dos o tres a la vez, no para engordar, ni para llorar, que eso, no es de buen tono, políticamente incorrecto, menos en primavera, el tiempo de las mujeres buenas, agrupémonos todos, en la lucha final, vaya con el acento, yo miro, que eso es el teatro, según los griegos o quizás fueron los egipcios, el toro, la fuerza, eso sí es egiptología, yo miro, griegos, pero adónde, si no veo, el niño la ha emprendido con mas chuches en el festival y, después, se ha ido al paraiso del dinero negro a leerles una obra dramatizada, broadway, en el colegio sólo dan teatro, y una vez al mes, les dejan coger un balón, porque eso no es deportivo y el teatro sí, heminway arrastrando su bohemia dorada por los rincones de un madrid antiguo y sin obras, agrupémonos todos antes del tiro en la nuca, hay que ser políticamente correctos, cuando los faraones mandan, los griegos obedecen, y dan higos, saben dar higos a cambio de tragedias, y las tragedias a cambio de higos, aquello eran premios, o una cabra, a menandro se le premió con una cabra, y de ahí salió el cabrito y después el cabrón que, en forma alguna es políticamente correcto, el niño se hizo viejo y prefiere la operación, triunfe o no, el ojo del huracán de la tele, que eso significa mirar, y no el teatro, el niño prefiere la geometría a los san fermines, el esférico le incita a pegarse patadas contra él mismo, el mundo del corazón se lo dan en las manos y se lo pintan en el alma de las camisetas, el balón, ya no quiere el cinturón de plata, el balón ha sustituido al caramelo, al algodón dulce con palito, al rosa por el limón, afganistán, afganistán, quién te compondrá una oda, quién hará tu poema, una cortina de humo recorre nuestros teatros, pero no hay víctimas, al menos, el niño, convertido en viejo, se muestra satisfecho y feliz, porque sólo ha sido el humo, no hay víctimas, una alarma infundada, y, sin embargo, es el fatal destino de los teatros, los dioses paganos les han perdonado esta vez, un fantasma roe nuestros teatros, que leeis mi señor, palabras, palabras, palabras...

pablo villamar
 
VISITA MI OTRA WEB MAS RECIENTE

<www.pablovillamar2004.galeon.com> Se llama "Vivir en el cielo" y con los 40 principales más famosos. O escríbeme al correo <elotrocorazon@galeon.com>